Tu bebe 0-1 año

Inmunidad, un deber


Virus, gérmenes, microbios ... durante sus primeros años, su niño debe luchar contra muchos agresores. Para desarrollar su sistema de defensa, tiene todas sus facultades: necesita entrenamiento para ponerse en marcha. Las explicaciones de la Dra. Beatrice di Mascio, pediátrica.

¿Cómo se defiende el cuerpo?

  • La inmunidad se forja en los primeros años de vida. Representa todos los mecanismos que permiten a la organización defenderse de todos los agresores.
  • Desde el nacimiento, su bebé se enfrenta a muchos virus y bacterias. Para protegerse, tiene un sistema de defensa presente a nivel de su circulación sanguínea.
  • Aliados principales: glóbulos blancoss, y entre ellos neutrófilos y macrófagos, verdaderas células asesinas que son responsables de destruir microbios, células T que activan las células asesinas. Finalmente, los linfocitos B que producen anticuerpos o inmunoglobulinas que se dividen en 3 clases: Ig A, Ig G e Ig M. Una deficiencia de estas inmunoglobulinas corresponde a un síntoma específico: si su bebé sufre de falta de Ig A será más propenso a sufrir diarrea. La falta de IgG predispondrá a infecciones respiratorias y ENT.
  • Si su hijo tiene infecciones repetidas, Su médico cuestionará la calidad de su sistema de defensa. Puede ser necesario un control de su recuento sanguíneo, y en particular la determinación de sus inmunoglobulinas.

¿Cuándo se adquiere la inmunidad?

  • La inmunidad se forma durante los primeros años de vida, más o menos rápidamente. Todo dependerá de las predisposiciones naturales de su hijo, su modo de cuidado, su dieta, en resumen, su forma de vida. Un bebé amamantado será, en principio, más resistente a las infecciones intestinales, porque la leche materna es más rica en IgA que la leche en polvo.

1 2