Embarazo

Nacimiento: ¿qué vigilancia para tu bebé?


Durante el parto, se controlará de cerca la frecuencia cardíaca de su bebé. Una buena manera de saber si está suficientemente oxigenada. Si es necesario, se realizarán otros exámenes, como la medición del pH, el electrocardiograma, la dosificación de los lactatos ... Explicaciones.

HEART RHEUM (RCF): el método por excelencia

Por qué ?

  • El aumento de este ritmo a veces atestigua una hipertermia de la madre, es decir, una elevación de la temperatura de su cuerpo. Por el contrario, una disminución de la frecuencia cardíaca fetal (FCF) es un signo de sufrimiento fetal.

Su principio

  • Gracias a un sensor colocado en el vientre de la madre y mantenido por una correa, el equipo médico registra la actividad cardíaca del feto, su aceleración, su desaceleración, los trastornos del ritmo. El sensor está conectado a un dispositivo que indica mediante sonidos la frecuencia de los latidos del corazón del futuro bebé. La presencia paralela de un registro gráfico permite visualizar directamente la frecuencia cardíaca fetal y la intensidad de las contracciones uterinas.
  • Todos estos datos reflejan la buena vitalidad y oxigenación del futuro bebé. Ante la más mínima anomalía, el equipo médico puede tomar la decisión de acelerar el parto o considerar una cesárea.

Recomendaciones

  • Durante el trabajo de parto, el registro cardio-fetal debe realizarse de forma continua, con un análisis sistemático cada 15 a 30 minutos dependiendo de la existencia o ausencia de factores de riesgo.

Las medidas

  • El ritmo básico es normal entre 110 y 160 latidos por minuto, demasiado rápido por encima de 160 latidos durante más de diez minutos, demasiado lento por debajo de 110 latidos, durante el mismo período. Actividad uterina lateral, se estima la frecuencia normal entre 2 y 5 contracciones cada diez minutos. Hoy estamos pensando en una monitorización "miniaturizada", que permitiría la monitorización continua de la frecuencia cardíaca fetal (FCF) durante el trabajo, al tiempo que permite la movilidad de la futura madre.

INFO +

El análisis del ritmo cardio-fetal produce muchos "falsos positivos": se cree erróneamente que el bebé está pobremente oxigenado. Esto da como resultado un aumento de cesáreas o extracciones instrumentales (ventosas, pinzas) que no siempre se justifican.

1 2 3 4 5 6